Inyección de felicidad

Molfetta me hace feliz

‘ El SVE te cambia la vida’… ¡y tanto! Lo confieso, la misma noche que llegué a Chiclana tras finalizar este maravilloso año en Molfetta como voluntaria, me compré el vuelo para volver. Había algunos (MUCHOS) cabos sueltos, dudas acerca de cómo volver a este lugar pero una cosa estaba clara, tenía/quería que volver. Ahora lo puedo decir con calma pero he estado irreconocible con tanta inestabilidad, tanta incertidumbre, tantas interrogaciones, con nervios…Y todo por pasar tres meses más en este pueblo que me tiene enamorada. Su gente es especial y de los voluntarios qué decir…Nunca había estado pensando hasta horas antes de tener el vuelo si cogerlo o no. Pero al final, ganó el optimismo (y también el riesgo).

Voluntarios (SVE)

Hacía solo, ‘solo’, tres semanas desde que había vuelto a España pero ¡parecía que habían pasado meses! En estos días había recibido mensajes de apoyo, de ánimos, de positividad…¡Cuánto se agradecen estas palabras! Además, sin conocer personalmente a alguna voluntaria, desde el primer momento que supo que quería venir y necesitaba un lugar donde dormir me tendió la mano y me dijo que me estaría esperando. También alguna ya conocida se prestó enseguida… :-). Durante el trayecto no podía dejar de pensar en mi pelirroja, quien tanto, permítanme la expresión, por culo me había dado para volver, y cuando nos vimos en la estación fue de película. Puede parecer exagerado, no ha pasado mucho tiempo pero después de vivir todo lo vivido este año, lo es.

También me llevé una grata sorpresa al ver a una de mis italianas allí esperando. Siempre es bonito tener a alguien que te reciba (como cada vez que voy al aeropuerto y veo a mis padres allí, esperando…). Y, por supuesto, las costumbres no se pueden cambiar, a mi italiana tardona la tuve que esperar yo, aunque la alegría de volver a verla fue igualmente inmensa. No sé cuántas veces me había imaginado nuestro reencuentro.

Además, llegué a tiempo para el cumpleaños de mi española del norte…¡Cuántas veces me había dicho que quería que estuviera en su cumple! Al final, lo conseguimos. Me hizo mucha ilusión estar (no solo por el juego que le habían preparado de Harry Potter…).

Me encuentro muy feliz con el amor y el cariño recibido, satisface que te repitan una y otra vez ‘faltabas aquí’, y ver las caras de sorpresas de algunos no tiene precio. Y es que, pocos sabían que al final volvía para alargar mi estancia en este lugar. También tenía muchas ganas de ver a los propietarios del Asterix Pub, que desde hace ya algún tiempo considero familia. Ella, al verme, no se lo creía. Les tengo muchísimo cariño, como a las voluntarias del ‘laboratorio italiano’ que tan bien me cuidan siempre. No, aquí no estoy sola.

Cuántas ganas tenía de volver a esta rutina, de ver todos los días a mis voluntarios, a mis italianas… Por ahora no he estado ni un solo rato a solas. No se puede describir la felicidad que he sentido, que estoy sintiendo. Ahora han llegado también nuevos voluntarios al grupo y me alegro muchísimo de estar aquí para conocerles y ayudarles en la medida de lo posible. Pero sobre todo, me alegro de volver y que siga el ‘buen rollo’ entre todos y que Cris, tenga su sitio.

Solo me queda agradecer a mi asociación por haberme dado esta oportunidad, esta vez, de un modo más profesional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s