Sentarte enfrente

La vida pasa demasiado rápido. Es mejor actuar que esperar a que todo pase sin apenas darte cuenta. Tu oportunidad es hoy y tu momento, ahora. Mañana…Mañana no se sabe dónde estaremos.

El 5 de junio hará tres meses que llegué a este pueblo italiano que desconocía, Molfetta. Los días pasan demasiado rápido pero me siento bien, no bien, bastante bien por todas las cosas que estoy haciendo y, sobre todo, las cosas que estoy aprendiendo. Pero el motivo de este post es uno: ‘el tiempo’. Aunque antes voy a hacer una aclaración sobre mi proyecto, ya que hace unos meses muchos me preguntaban ¿qué vas a hacer en Italia exactamente? Y mi respuesta no convencía.

Una vez aquí, puedo hablar de todo lo que queráis detalladamente así que hago un breve resumen para quien le interese. Ayudo a escribir proyectos de movilidad en el extranjero, sobre intercambio de jóvenes, preparo actividades para estos intercambios culturales junto a mi otra compañera y tutor, hablamos en diversas escuelas u otros lugares sobre el Erasmus Plus y contamos nuestra experiencia, y voy a dos institutos de Bisceglie como profesora de apoyo de español. También hemos estado recibiendo clases de italiano. Los intercambios sirven para conocer a gente de distintos países y para realizar diversas actividades acorde a la temática. Por ejemplo, hace un par de semanas tuvimos el intercambio ‘Spring of Sport’, lo que me dio la posibilidad de practicar diversos deportes ¡¡y bucear!!

Lo que me gusta de este proyecto es que hacemos cosas distintas y no tenemos un calendario rígido. Y esto, de manera resumida, es lo que voy contando en inglés o en italiano allá por donde voy. Mi italiano no es muy bueno pero como suelo decir ‘mi faccio capire’.

‘El tiempo’

Uno no es consciente de que el tiempo pasa hasta que te suceden diversas cosas y te das cuenta de que ya no eres aquella adolescente con la mochila azul y la pasada negra que iba al instituto y cuya motivación era pasar los exámenes y salir cada fin de semana, ya sea en el parquecito, en ‘El Miró’ o en la playa. Aquella niña estaba exenta de responsabilidades, solo debía estudiar para ‘’’’’’garantizarse’’’’’’ un futuro y poco más. Pero los años van pasando y la vida ya no es un camino de rosas. Las responsabilidades van aumentando y esto ya no gusta tanto, o sí, pero la presión es mayor. En la Universidad aprendí a ser independiente, más o menos, sin la ayuda de mis padres no hubiese podido hacer muchas cosas. Pero aquellos años me sirvieron para ser mucho más autónoma. Al acabar me marché a Irlanda a trabajar de ‘au pair’, otro gran año (bueno, ocho meses), donde aprendí a actuar casi como una madre con mi pequeño y mis niñas. Las responsabilidades iban aumentando. Y, posteriormente, tras realizar prácticas en la tele y en otro periódico, consigo trabajar en mi ciudad llevando un periódico practicamente sola. Ventajas, inconvenientes…Puedo hablar de cosas brillantes sobre esta experiencia pero también de las cosas ‘no tan buenas’ (siempre soy  demasiado políticamente correcta). Hoy va la cosa de resúmenes.

Ahora embarcada en una nueva aventura como voluntaria europea es cuando me paro a pensar delante de las clases de 1º, 2º y 3º de ESO y me doy cuenta de que tengo mucho que decir, mucho que contar y que a ellos les gusta escucharme. No solo a ellos, también a los profesores y trabajadores a los que les he contado mi experiencia. Hace unos años si hablaba de ‘experiencia vivida’, la gente se podía reír y decía ‘cómo no te queda nada por delante’…Y bueno, aún me queda, claro, sigo siendo joven, pero vivir tantas cosas te permiten hablar de experiencia que igual una persona con un CV enorme pero que no haya salido al extranjero no tiene. No es más ni menos que yo pero salir te abre la mente, te permite conocer a personas de todo el mundo, otras culturas, curiosidades, otras forma de pensar, podría llevarme bastante tiempo hablando sobre esto. No es lo mismo estudiar un libro que empaparte de experiencias reales, vividas. Además, lo que aquí tratamos de fomentar es la formación no formal, un aprendizaje paralelo al que no estamos tan acostumbrados pero que los estudiantes agradecen.

Entonces vuelvo a mirar a estos niños curiosos que cada vez que me ven aparecer pintan una sonrisa en sus caras y me doy cuenta de que estoy en ‘el lugar de enfrente’, aunque debo decir que siempre estoy caminando por las clases para sentirme más cercana a ellos y se sientan con más confianza (se consigue e incluso los más tímidos hablan más). Me preguntan e incluso alguno se atreve a hacer alguna reflexión o a soltar lo que ha aprendido sobre ‘La Guerra Civil española’ por ejemplo. Algunos incluso se interesan por la política. Yo me sorprendo, a su edad era una completa ignorante. Ahora soy yo la que explico. Aún me recuerdo en las bancas de la facultad escuchando aquellas clases magistrales y me acuerdo de alguna profesora diciendo ‘algún día recordaréis este momento’. Siempre recibiendo mucha información, a veces demasiada, ahora los papeles se invierten (aunque sea solo por un periodo de tiempo). Algo curioso es que cuando entro en una clase, ya sea de español o en los encuentros preliminares de intercambios de jóvenes, siempre hay alguien más motivado que no se quiere perder nada de lo que dices o que asiente en plan ‘lo estás diciendo bien’ (esto sucede cuando hablo en italiano). Siempre busco una especie de aprobación y he de decir que siempre la encuentro. Otros te miran con admiración y es una sensación muy bonita. Recuerdo cuando yo hacía lo mismo en algunas clases, siendo yo la alumna.

Estudiar, lo académico, es muy importante pero existen más vías. Vías que te pueden hacer tan feliz como a mí. No puedo dejar de sentirme feliz, afortunada por lo que he encontrado por aquí, y me refiero a este proyecto, a mi tutor que siempre está pendiente de todo,  a mi fabulosa mentora que he encontrado en ella también a una amiga en la que confiar, a mis amigos italianos, a los cuales adoro, mis compis de piso y los otros voluntarios, aunque con ellos haya sido algo más breve pues acaban ya.

Simplemente decir que el tiempo pasa mientras decidimos qué hacer. 

#SVE #ErasmusPlus #Molfetta #Italia #AssociazioneInco

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s