Juventud divino tesoro

Hoy ha sido mi segundo día en Bisceglie, la ciudad donde voy como colaboradora a impartir clases de español. En esta ocasión he ido a un nuevo instituto y he estado en cuatro clases diferentes. Tengo que decir que tenía muchas ganas de ir y conocer a los nuevos alumnos.

Se trata de una experiencia maravillosa, mostrarles de dónde vengo y que me hagan preguntas sobre mi vida, qué he hecho, qué me gustaría hacer. Me hizo gracia cuando me preguntaron qué quiero ser de mayor.. Me quedé mirando a la estudiante, le sonreí y me llevó unos segundos contestar. Les dije mi edad y se sorprendieron. Una se da cuenta de que los años pasan ante situaciones como estas. También cuando empecé a hablar particularmente con una chica muy linda y curiosa y me pidió que le contara historias sobre mi vida. Entonces les hablo de Chiclana, de mi familia, mi perro, mi profesión,mis pasiones, Irlanda, mi trabajo como au pair… Me preguntan por los viajes que he hecho, miro atrás y me doy cuenta de que siempre he sido, y sigo siendo, muy afortunada. También hubo una pregunta de una chica que me gustó mucho,¿cuál es tu sueño? Otra pregunta que me encanta. Entonces le contesto que soy una soñadora y quiero hacer de todo, profesional y personalmente. Muchos ya habréis adivinado alguna cosa que les pude decir como ir a San Francisco y viajar por el mundo con mi cámara (eso es lo que quiero hacer ahora y cuando sea mayor).

Hablamos sobre música, deporte, comidas, tradiciones y otra vez hablamos sobre toros. Conté lo mismo que la otra vez y acabé diciendo que nunca he ido a verlo personalmente y que nunca iré. En ese momento muchos de ellos aplaudieron y se escuchó algún que otro ‘brava Cristina’. En otros países esta tradición no gusta y no es de extrañar.

Lo cierto es que esta vez iba mucho más segura de mí misma a las clases y me sorprendió el nivel de los alumnos. Bastante bueno, por lo que pude hablarles sobre bastantes cosas.

La música les encanta y tuve mi momento de gloria cuando quisieron escuchar mi canción favorita, ‘La Playa’. También escuchamos ‘El regalo más grande’ de Tiziano Ferro y Amaia, por lo que me sentí como en casa.

Siempre he admirado el trabajo que realizan los profesores. No es fácil ponerte delante de 30 alumnos, pedir silencio y que presten atención. Además, como siempre pasa, no todos están porque quieren y les gusta bastante incordiar pero bueno, a mí no me lo han puesto muy difícil ya que soy la novedad y he tratado de acercarme a ellos lo máximo posible para que se abran, cosa que he conseguido con la mayoría, así que me siento muy orgullosa.

Acaba el día y puedo decir que me siento satisfecha con lo que he hecho, pero no solo satisfecha, también feliz. Y mucha ‘culpa’ también la tienen las nuevas personas que estoy conociendo, sobre todo italianos e italianas que, aunque haga tres días que nos conocemos parece que somos amigos de toda la vida.

Hoy me siento feliz.

Como diría mi abuela: ‘Juventud, divino tesoro’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s