¿…?

Recuerdo aquella mañana como si fuera ayer. Yo sólo tenía cuatro añitos y el miedo
que pasé aquel día cuando ella me soltó la mano y se despidió de mí, no he dejado de sentirlo desde entonces, sobre todo, en esta fecha que debería ser especial. Lágrimas, sollozos, desmanosconsuelo. Amaneció un día radiante, un cielo azul despejado pero, poco a poco, aquella mañana, se fue torciendo cada vez más oscura. Me sentí incluso más pequeña de lo que ya era. Esa escena se me repite en la cabeza cada vez que cumplo años. Un beso al aire y una mirada que no supe interpretar. ¿Por qué?

El tiempo fue pasando y yo tuve que ir a un orfanato, a un nuevo colegio, comencé una nueva etapa. Una vida que no estaba hecha para mí. Yo ya tenía mi vida, junto a mi madre, y quería seguir teniéndola. Éramos ella y yo contra el mundo. felicidad-bienestar-ser-feliz-secretos-de-felicidad-ser-feliz-estar-bien-sentirse-bien-equilibrio-como-ser-feliz-claves-de-felicidadSabía que no podía tener todo lo que quisiera. Yo no era como cualquier niño que le podía pedir a sus papás cualquier capricho y se lo concedían, yo no era así, pero tampoco lo quería. Me valía con ver la sonrisa de mamá cada mañana y dormir como siempre con ella. Nos levantábamos temprano y salíamos a buscarnos la vida, yo me lo tomaba como un juego. Alguna noche recuerdo haberla oído llorar pero la mayor parte del tiempo sonreía y, lo que era más importante para mí entonces, me hacía reír. Todo había dado un vuelco a partir de aquel día.

Nunca le podré perdonar que me dejara sola en aquella estación con una maleta algo más pequeña que yo. Estación, por cierto, a la que jamás fui capaz de volver. Pensé que nos iríamos las dos de viaje, a algún sitio nuevo, a seguir luchando juntas, pero no fue así. Se marchó sola. Me abandonó. Ninguna carta, ninguna explicación, ninguna llamada para preguntar cómo estaba. Después de que mi madre se marchara, mi vida tomó otro rumbo. En el orfanato me dijeron que pronto conseguiría otra familia pero yo la única familia que quería era mi madre. Las niñas me decían cosas que no quería oír, hablaban mal de mi mamá pero al fin y al cabo, solo las tenía a ellas, y más pronto que tarde, se convirtieron en mis hermanas.

Cada día me acercaba a las cuidadoras y preguntaba por mamá, pero nunca nadie me dio una respuesta clara. Allí crecí entre rumores acerca de ella, “se fue para estar con otro hombre”, “no te quería”, “estaba enferma”, “no tenía dinero para mantenerte, entonces se marchó”, “es una prostituta”. Siempre hice caso omiso a lo que me habían contado porque sabía que ella me quería, pero cada vez que la mencionaban, me daba un vuelco el corazón. Fuera lo que fuera, sé que lo hizo por mí.

Un año más, al cumplir los 27 y estando acompañada en este día, volvía a sentirme sola. Por supuesto, había conseguido rehacer mi vida, había estudiado, tenía pareja y trabajo. Muchos regalos, muchas sonrisas en mi cumpleaños pero sentía un vacío en mi interior: yo no era feliz. Cada 25 de mayo me arrinconaba en mi dormitorio, me mujer_solasentaba en el suelo, a los pies de mi cama. Sabía que mis amigos estaban en el piso de abajo celebrando mi cumpleaños, bebiendo y comiendo a mi salud, pero yo necesitaba un rato para estar conmigo misma. Le daba al Play y escuchaba la que era nuestra canción favorita. Aquella que antes de irnos a dormir cantábamos las dos. Después vendría el beso, su sonrisa y sus buenas noches. Nunca podré olvidar aquellos momentos tan mágicos con mi madre. Cuando aprendí a escribir, escribí una carta que desde entonces llevo conmigo, esperando que algún día pueda dársela en persona para obtener respuestas.

Y allí me encontraba, en un inmenso vacío que sentía sin ella, esperando un regalo que jamás llegaría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s