Vivir mi vida

¿Por qué le miras así? ¿Por qué no dejas a la gente que viva su vida? ¿Por qué no te preocupas por tu vida y dejas que cada cual haga lo que le plazca? ¿Qué más te da que sea negro, amarillo o blanco?

¿Tan difícil es dejar a las personas que sean libres y vivan su vida? Cada día que pasa me indigno más con el mundo. Pero no porque esté enfadada y tenga ganas de confrontaciones. No. Me indigno por lo que está sucediendo mientras algunos podemos encender la televisión, sentarnos en el sofá y comernos un bocadillo mientras pensamos en lo que vamos a hacer después. La gente se muere sí, pero también las matan. Las matan por ser homosexualeslas menosprecian por ser mujeres  y las disparan porque el racismo sigue a la orden del día 

Mi intención con este post no es hacer un análisis de las noticias. Esta vez no. Esta vez quiero hablar de la libertad. Dichosa libertad que creemos conocer por el mero hecho de poder salir de casa.

¿Por qué nos empeñamos en ponerle trabas al vecino? ¿Por qué calificar o mejor dicho, descalificar a las personas que tienen o deberían tener los mismos derechos que tú? Hay algo que no me voy a poder explicar nunca y es que una persona se sienta molesta porque dos personas del mismo sexo se estén besando o vayan cogidas de la mano en una vía pública o un recinto privado ¡qué más da! ¿Te molesta? No entiendo la indignación de esas personas. ¿A caso coartan tu libertad? O cuando oigo decir “eso no es normal”. ¿Qué es lo normal? ¿Qué es lo raro? ¿Lo que tú no haces? ¿Quién te dicta lo que has de hacer? ¿La Biblia? (Otro libro malinterpretado… no solo el Corán). Es muy fácil hablar de lo que no nos toca demasiado… A mí no me dice nadie lo que tengo que hacer y menos un político o un cura.

Captura de pantalla 2015-05-27 a la(s) 17.08.44

Lo bonito que sería una vida donde cada cual pudiera hacer lo que quisiera sin molestar al vecino de enfrente. Nos enamoramos y nos desenamoramos ¿quién tiene la culpa de ello? ¿Debemos sentirnos culpables por querer, por amar? ¿Por qué nos empeñamos en dificultar la vida al resto?

Me avergüenza la gente que cree que tiene más derechos que tú por conciliar una vida tradicional, sin romper con nada, seguir como borreguitos lo que, supuestamente, para ellos está bien y, sin embargo, no respetan al resto. Si quieres llevar esa vida, llévala. Es tu vida. Pero, ¿por qué tengo yo que seguir tus pasos? Tampoco me voy a ir solo por temas como el racismo o la xenofobia. Captura de pantalla 2015-05-27 a la(s) 17.10.27También nos hacen creen que cada cual está destinado a amar a otra persona o tener hijos. ¿Sería antinatural la persona que por su naturaleza no pueda o no quiera tener hijos? Y lo escribe una persona que adora los bebés y quiere ser madre. Pero al igual que yo lo quiero, respeto la voluntad de quien no quiera hacerlo. Aun así, seguirán existiendo personas que te miren de manera rara por no hacer lo que que está “marcado” como el camino. A esas personas simplemente les diría “me importa una mierda lo que pienses”. Pero es triste, es triste que en el siglo XXI sigan existiendo tantas injusticias, tantas desigualdades sociales, tanta mierda que debemos limpiar. Una constante siempre presente. 

La educación de una persona comienza en casa, cuando somos pequeños, cuando nuestros padres nos educan con unos valores y con ello vamos al colegio, donde se moldean y nos enseñan a convivir con personas. Aquí la labor del profesor juega un importante rol y es por ello por lo que le doy las gracias tanto a mis padres como a mis “maestros” (sobre todo a algunas). Pero todo no se queda ahí. Pasamos por muchas etapas, por muchos puntos que serán determinantes para hacer de ti la persona que eres hoy. En cada etapa vas madurando, pensando de una manera o de otra, siendo quien eres, pero son muchas las personas que han intercedido en tu vida, quienes te han abierto los ojos y despertado el gusanillo por algo que antes desconocías. Está en ti tomar o no los valores que se nos van presentando.

Al niño, desde pequeño hay que enseñarle a que el muñequito negro no es el malo, es una persona igual que él. No podemos echar balones fueras siempre y exculparnos por lo que aparece en los medios o por lo que nos llega desde fuera. Dentro hay un trabajo bastante arduo e importante. Pero claro, ¿quién se encarga de educar a los “mayores”?

Eso es mucho más complicado que educar a un niño pequeño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s