Roles diferentes

Hay personas que llegan a tu vida, juegan un pequeño rol en ella y luego se marchan. 

Pues eso. En eso consiste la vida. ¿Habría un lugar para cada una de las relaciones que establecemos desde que somos pequeños? Las personas, al igual que las olas del mar, vienen y van.  Algunas olas rompen enseguida, otras tardan más en romper, unas son altísimas y otras, sin embargo, casi ni te das cuenta de que son una ola 

Desde que empezamos a ir al colegio, nuestro primer contacto con “los otros”, vamos entablando diferentes relaciones y vamos dando más prioridad a unas que a otras. En esos momentos tampoco eres muy fiel a lo que hay a tu lado, eres inocente, muy inocente y quizás le das la mano a la primera cara amable que se te presente. No quieres verte solo pero a partir de ahí, empiezas a elegir o a ser elegido. No es algo que pase únicamente cuando vas al colegio. Es algo que va a ir ocurriendo a lo largo de nuestras vidas pero sí que hay algo que la experiencia te va dando o quitando y es la pérdida de esa ingenuidad (quizás no todos acaben de perderla). Por mucho que te mue3vas en diferentes contextos esto irá sucediendo. Te  agarras a esa cara que “te da buena espina”, aquel que “puede pensar” como tú…Pero con el paso de los días (y no tantos) sabes que esa primera impresión de poco te sirvió y que al final, con la última persona que pensabas que entablarías una relación es tu persona más cercana hoy en día. Seríamos hipócritas si dijéramos que no nos dejamos llevar por nuestros sentidos, por nuestras primeras impresiones. Juzgamos, y a veces, demasiado. Es algo que no te planteas. Tener la capacidad de pensar hace que pensemos en ocasiones de manera demasiado rápida y no seas capaz de procesar esa información que tu cerebro te está dando, pero es por ello por lo que la experiencia juega un importante rol en tu vida. Estamos para equivocarnos sino, no seríamos personas.

Personalmente, yo prefiero pensar bien de todo el mundo y que poco a poco me vayan quitando la razón, pero esa soy yo. De hecho suelen decirme “si tú te llevas bien con todo el mundo”. Yo suelo dar un voto de confianza a todos pero aun así, nadie está libre de prejuicios. 

fotoefectos.com__final_744938719787_Roles. Quería hablar de los diferentes roles que juegan las personas en tu vida. Como decía, las personas vienen y van y no porque dejen de estar a mi lado hoy en día son peores que las que se hayan quedado. Todas, estoy casi segura de ello, me han aportado algo. Quizás algunas se tuvieron que marchar porque ya no podían dar más de sí, porque su ciclo tenía un fin y éste tenía sus días contados. Algunos ciclos serán más largos que otros, dependerá de las circunstancias, del momento en el que llegue, de las personas que me rodeen en ese momento. Quizás si en lugar de en el momento “X” hubiese llegado en el momento “Y” todo hubiese sido diferente. Esto me recuerda a un tipo de examen donde la respuesta “dependerá del contexto” será probablemente la respuesta correcta. Todo depende del contexto. 

estsPor lo general, las personas no se marchan por un enfado (habrá casos en los que sí) pero pongamos que conoces a 100 personas, creo que, de esas 100 personas a las que vas a dejar de ver, dos será por motivos de malos rollos y, seguro o casi seguro que, una de esas dos deja de hablarte porque es amiga de la otra persona (no solo pasa esto cuando eres niño o adolescente. Triste). Realmente los enfados no juegan un papel tan importante o determinante en nuestras vidas (o ya tienen que ser enfados muy gordos). Quiero decir, no es el motivo primordial por el que dejas de ver o dejas de hablar con alguien. Normalmente la distancia la ponemos sin querer, dejamos de hablar con las personas o dejamos de cuidar las relaciones y cuando te das cuenta, han pasado años y con algunas personas eso significará la pérdida completa de la confianza, tratarnos como desconocidos o incluso llegamos a sentirnos incómodos después de todo lo que hemos vivido juntos. Pero no hay nada malo en ello. Ya no te puede afectar para mal. Esa persona, capaz de saludarte hoy en día jugó su rol en tu vida y ya hoy solo queda un simple y cordial  Hola, ¿qué tal? Sería imposible o idílico que todos volviéramos al mismo punto, al punto álgido de nuestra relación donde dábamos casi la vida por la otra persona. No hay nada negativo en dejarlo ir. 

fotoefectos.com__final_744943335115_No sólo me voy a centrar en las personas que se van. También están otras que en su día fueron personas con las que intimaste mucho, grandes amigos pero que, con el tiempo, la relación se fue marchitando. Sin embargo, en un momento cualquiera, sin pensarlo demasiado, vuelves a reencontrarte con ellas y en lugar de crearse un ambiente incómodo a vuestro alrededor todo parece lo de siempre  sin ser lo de siempre. Las mismas personas pero en momentos diferentes en sus vidas, riendo como ayer pero con distintos caminos en el presente que a veces se dan la mano. Esas personas me gustan, me hacen feliz, las que se fueron y hoy, a pesar de tener sus vidas, tienen espacio para ti.

Hoy me acuerdo de algunas promesas, sí, lo pongo en cursiva por mi habitual manía de no prometer. “En 2020 quedaremos en tal sitio para ver dónde estaremos entonces”. Ha llovido mucho (muuucho) pero si mis circunstancias me lo permiten allí estaré. Reencuentros. Bonito nombre para otra entrada.

Dicen que el mundo es un pañuelo ¡y tanto que lo es! ¿No os ha pasado que os habéis reencontrado con personas después de tantos años por algún amigo en común? O incluso, que ¿después de dejarte de hablar con una persona por bastante tiempo hoy en día os habláis como si nada y sois muy buenos amigos? No sabes lo que te va a deparar el futuro, éste es muy incierto y sin darte cuenta y sin planearlo las cosas más inesperadas llegan por sí solas. No sé dónde estaré mañana, no sé dónde estaréis mañana. Quizás los que hoy estáis, mañana podréis sentiros remplazados por otras caras pero no os confundáis. Cada persona aporta algo, no existen dos personas iguales en el mundo y con cada persona que me ha acompañado en este viaje llamado vida he aprendido cosas diferentes. Con cada persona experimentamos un sentimiento diferente y esto es lo bonito de la vida. Conocer, dejarte conocer y echar un pie siempre hacia delante. 

No llores por quién se marchó, alégrate por lo que esa persona dejó en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s