Experiencias que cambian la vida

Soñador, luchador y apasionado,  así es Giacomo Mannari, joven entusiasta que no  se cansa de viajar ni de seguir aprendiendo sobre otras culturas. En primer lugar estuvo viviendo durante un curso en Granada y posteriormente con la Beca Leonardo Da Vinci fue a trabajar a Sevilla. Él dice estar enamorado de España y no descartaría en un futuro volver a este país para trabajar y seguir sumando experiencias a esa curriculum tan brillante en idiomas que se ha ido forjando con los años.

¿Antes de solicitar la Beca  Leonardo Da Vinci has sido beneficiario de alguna otra beca?

Sí, de la Beca Erasmus. Estuve matriculado en la Universidad de Granada durante todo el curso 2008/09.

¿Qué es lo que te motivó a pedirte la Beca Leonardo Da Vinci?

Parece obvio que un requisito indispensable  para poder pedirte este tipo de becas es que sepas hablar mínimamente el idioma del país destino, ¿el idioma alguna vez ha sido un impedimento para ti?

La verdad es que no, domino el español bastante bien gracias a mi experiencia anterior y nunca he tenido problemas de comunicación. También he de decir que durante mi estancia conocí unos ingleses, becarios de la Lvd (Leonardo Da Vinci), que no tenían ni idea del idioma, pero aun así habían ganado la beca, aunque en la solicitud que tuve que mandar yo, sí se requería expresamente un nivel mínimo.

Giacomo comiendo en un restaurante de la Toscana

Giacomo comiendo en un restaurante de la Toscana

¿Quién se encarga de gestionar este tipo de becas? ¿Tú contactas con la empresa o la empresa tiene que contactar contigo?

A ver, hay de varios tipos. Algunas becas son concedidas por Universidades u otros entes públicos, otras por organizaciones privadas. Mi beca por ejemplo fue gestionada por el ayuntamiento de un pueblo de Florencia, el cual representa lo que técnicamente se suele llamar “Sending Institution”.

Luego está la “Intermediary Institution” que normalmente es una agencia especializada del país de destino, que se pone como trámite entre la Sending Institution y la empresa misma, y finalmente hay la “Receiving Institution”, la empresa donde en concreto harás tus prácticas.

¿Cuánto dinero recibiste como ayuda de la misma?

Lo bueno de las becas Leonardo no es tanto el dinero que te dan (en mi caso fueron unos 700 € para 3 meses), cuanto el hecho que tienes pagada la vivienda, los gastos, un curso de lengua según el nivel que tengas, incluso te rembolsan el vuelo de ida y vuelta a tu país y hasta los transportes públicos para toda tu estancia.

Giacomo en la Plaza de España de Sevilla mostrando donde estuvo de Erasmus

Giacomo en la Plaza de España de Sevilla mostrando donde estuvo de Erasmus

Aparte del idioma ¿podrías contarme cuáles son los requisitos que te pide la Beca Leonardo? ¿En qué consiste exactamente esta beca?

El primer requisito es que no debes resultar matriculado en ninguna carrera o máster universitario. La Leonardo da Vinci es una beca de movilidad trasnacional dirigida a quien haya terminado con los estudios y quiera empezar un periodo de formación profesional. Luego, cada beca tiene un ámbito concreto, que puede ser el arte, el turismo, el ambiente, los servicios sociales etc. y los candidatos se seleccionan según la conformidad con ese ámbito. Normalmente el periodo de estancia es de 13 semanas, poco más de 3 meses.

¿Tuviste que hacer algún tipo de examen para acreditar tu nivel de español?

Bueno lo que hice fue una prueba muy informal, pero eso ya después de haber ganado la beca. Creo que más que nada fue para saber el nivel del curso al que debería ser apuntado durante mi estancia.

¿Con la Leonardo puedes optar, después de que transcurra el tiempo de prácticas, a un puesto de trabajo? 

Veo que dominas bien el español, ¿cuánto tiempo has pasado en España y por qué elegiste este destino?

Como ya he dicho anteriormente, estuve 10 meses de Erasmus en Granada. Además mi novia es andaluza, de Cádiz, y estando con ella he podido mejorar bastante mi español. Este último dato creo que también explica la razón del destino que elegí.

¿Conoces a más personas que hayan solicitado esta beca?

 La verdad es que cuando por primera vez solicité la beca no conocía a nadie que lo hubiese hecho antes, lo típico, para preguntar qué tal su experiencia y para aclarar mis dudas.  Lo curioso es que después de haber vuelto, he conocido muchísimos  ex-becarios LdV.

 ¿Tras la experiencia, se cumplieron tus expectativas?

No mucho, la verdad. Mi objetivo era de quedarme a trabajar allí y no lo conseguí. En tema de experiencia claro, algo me aportó, un punto más en mi curriculum, en un sector, el del turismo, en el  que ya había trabajado y más o menos sigo trabajando.

 ¿Encontraste mucha diferencia entre el sistema educativo italiano y el español?

Durante mi Erasmus, sí, muchísima. En las clases, en la forma de los exámenes, en la organización didáctica y de los créditos. Todavía sigo sin pillar algunas cosas. En cambio, durante mi periodo de formación profesional, me refiero a la beca LdV, no encontré muchas diferencias, las prácticas de empresa son bastante parecidas en Italia como en España.

Muchos españoles ahora se están yendo para probar suerte en el extranjero pero es cierto que hay todavía un temor a no saber expresarse correctamente en otro idioma, ¿qué le dirías a esas personas que tienen ese miedo?

Mi opinión es que para dominar otro idioma, no sólo sirve estudiar, sino, más importante, practicar. Yo llegué por primera vez a España sabiendo 2 ó 3 palabras, pero viviendo con personas hispanohablantes me tuve que buscar la vida y la verdad es que aprendí bastante rápido. Lo mismo me pasó con el inglés, lo estudié en la escuela pero la ocasión para aprenderlo realmente bien la tuve cuando pude practicarlo, trabajando en un hotel con clientes extranjeros. Mi consejo es escuchar atentamente a los madrelenguas  y no tener miedo a fallar.

Si estás interesado en este tipo de Becas y aún te quedan dudas visita el siguiente enlace sobre Becas Leonardo Da Vinci. 

Giacomo junto a su novia (izquierda de la foto) y a su amiga (derecha) en el Puente de Triana, Sevilla.

Giacomo junto a su novia (izquierda de la foto) y a su amiga (derecha) en el Puente de Triana, Sevilla.

Fuente

Texto propio utilizando los siguientes documentos online:

Fotos: Cedidas por Giacomo Mannari, subidas a mi página de Flickr  y desde mi ordenador

Vídeo: Propio, Cris Reyes Baro

Audio propio e insertado en dropbox

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s